Noticias 31-01-2017 FÚTBOL - El preparador de guardametas de la RFEF Manolo Amieiro ofreció una ponencia teorica y práctica organizada por la RFFM





Imagen Con una gran asistencia de entrenadores, preparadores de porteros y viejos amigos que ha ido haciendo en su trayectoria deportiva, Manolo Amieiro devolvió con generosidad y durante casi tres horas lo que ha aprendido en el fútbol en una doble ponencia teórica y práctica con ciertos sentimientos de nostalgia al celebrarse en el campo donde debutó como portero juvenil en competición federada hace 38 años.

La ponencia, celebrada en la mañana de ayer, sábado 28 de enero, y organizada conjuntamente por el Comité de Entrenadores de la Real Federación de Fútbol de Madrid, en su labor de formación contnua, y el Real Carabanchel, con moivo de su Centenario (1916-2016), versó sobre ‘El juego del guardameta en el fútbol’ y tuvo un desarrollo teórico en el salón de actos del colegio la Milagrosa y un desarrollo práctico en el campo de La Mina.

En La Milagrosa, Amieiro introdujo su exposición recordando sus comienzos en el Real Club Deportivo Carabanchel y agradeciendo públicamente a las dos personas del club que más le ayudaron en ese momento, Juan Luis Hernández Fuertes y al ya fallecido Ángel Jaraíz, y para los que pidió con sus fotografías en la pantalla un cariñoso aplauso.

Posteriormente, hizo un repaso de la evolución de la figura del guardameta en el fútbol desde los años 30 a nuestros días, en los que el entrenamiento específico del portero se ha convertido en imprescindible en todo club o escuela de fútbol.

Apuntó Amieiro a la década de los 70 como un punto de inflexión importante, sin perder de vista las modificaciones que se han ido haciendo en el Reglamento para el progreso y avance en la importancia del guardameta como jugador de fútbol.

El que es actual preparador de guardametas en las selecciones nacionales femeninas y antes en el Real Madrid explicó que “ser guardameta no es solo parar” y le atribuye otras tareas básicas como “conocer el sistema de juego, saber lo que el equipo espera del guardameta, organizar y mandar de forma coherente y decidir para intervenir”. Amieiro considera que “si el guardameta tiene una buena organización defensiva, tendrá mayor probabilidad de éxito”.

PONENCIA PRÁCTICA EN EL CAMPO DE LA MINA
Tras una hora de charla en el colegio, y después de recibir un recuerdo conmemorativo de manos del presidente de la RFFM, Paco Díez, Manolo Amieiro y los asistentes a la conferencia se dirigieron al histórico campo de La Mina, a tan solo 100 metros, para continuar la ponencia en su desarrollo práctico.

Amieiro contó con la colaboración de seis porteros juveniles y cadetes del Real Carabanchel y de dos guardametas del Madrid Club de Fútbol Femenino, Paola Ulloa y Silvia Chies, para trabajar en tres espacios del campo y combinar tareas de velocidad de reacción, capacidad de impulso, blocajes y juego con los pies.

El ponente desarrolló los ejercicios, explicándolos antes y después al público que observaba el entrenamiento desde la grada.

La ponencia concluyó con la resolución de dudas que pudieran haber surgido, un fuerte aplauso de los asistentes y el cariñoso saludo de los muchos amigos que Manolo ha forjado en el fútbol madrileño y que se pasaron ayer por La Mina.