Noticias 10-10-2017 GOLF - El golfista madrileño Sebastián García firma una impactante victoria en el Campeonato de España de Profesionales





Imagen Sebastián García ha alumbrado su palmarés con el título del Philips Lighting Campeonato de España de Profesionales Masculino disputado en Augusta Golf Calatayud, idílico escenario de cuatro días de intensas batallas en los que el mayor beneficiado, el margen del ganador y su impactante victoria, ha sido el golf, un deporte de manifiesto espectáculo.

Sebastián García, resplandeciente en una última ronda fascinante, contribuyó a ello de manera decidida desde el primer día, una continua sucesión de acciones brillantes sin aparente fin que rompió la resistencia de todos sus rivales, incluido un Emilio Cuartero que, valiente y correoso, aguantó el ritmo victorioso del nuevo campeón de España hasta que, en un definitivo estertor acaecido en el hoyo 11 de la última jornada, hincó definitivamente la rodilla.

Finalmente, con tres golpes de ventaja sobre el corajudo jugador ilerdense, el golfista madrileño mantuvo una apasionante relación con el bello recorrido bilbilitano desde el minuto uno, extendiendo una racha de buenos resultados que le ha llevado a ganar en la presente temporada en el Alps Tour, en el Gambito Tour y, ahora, este Philips Lighting Campeonato de España de Profesionalesrepleto de historia y raigambre.

Empatados al inicio del último día con 18 bajo par y una amplísima renta de 6 golpes sobre los terceros clasificados, Sebastián García y Emilio Cuartero establecieron un mano a mano particular en la ronda definitiva del que mantuvieron ajenos al resto de participantes a base de excelentes acciones.

Muy sólidos en ambos casos, Sebastián García aplicó sin embargo un toque de calidad extra a sus principales golpes, un planteamiento agresivo que generó sus primeros réditos en el hoyo 2, un birdie que dio paso a un determinante eagle en el 5 que constituyó un primer punto de inflexión estampado ya de forma rotunda y definitiva en el hoyo 8.

De nada le sirvió a Emilio Cuartero inscribir sendos birdies en su tarjeta en los hoyos 4 y 7 para minimizar el electrizante juego de Sebastián García, corriente continua del máximo voltaje que se benefició inesperadamente de la pequeña rama de un árbol.

Ocurrió en el hoyo 8, cuando Sebastián García, desde el tee de salida, generó a su bola un estruendoso vuelo de 300 metros antes de depositarla mansamente en el green. Emilio Cuartero, a la izquierda, chipeó con la bandera como objetivo cuando, en su parábola, su bola impactó en una pequeña rama antes de caer en bunker y patear posteriormente de forma deficiente.

Birdie del madrileño, bogey del ilerdense, la renta de Sebastián García volvió a ampliarse a 3 golpes, una ventaja afianzada de forma definitiva tres hoyos después, en el 11, idéntico resultado –birdie/bogey– que, ya sí, dejaron de tener posible réplica.

De nada sirvió que Emilio Cuartero pelease como gato panza arriba por revertir el desenlace, porque Sebastián García, enchufado, ya había provocado un apagón en el juego de su principal rival en un Philips Lighting Campeonato de España de Profesionales brillante, radiante y deslumbrante por sus cuatro costados.